Marketing no es vender

Es un tema polémico. Quizás demasiado técnico. Pero, en contexto, hay que tener en cuenta qué comprende el marketing y qué las ventas para poder generar acciones más certeras.

Tradicionalmente, se asocia el marketing con la venta. Que no es algo que esté mal. Uno de los objetivos del marketing es generar ventas. Pero en esencia, marketing no es vender.

Marketing no es vender

Vender es la transacción en sí misma. El marketing es el conjunto de herramientas, acciones y decisiones que nos ayuda a generar contactos que conduzcan a vender. Con lo cual, marketing no es solamente vender. La venta es una etapa en ese proceso.

Un término, por lo menos en español, más certero para englobar tanto al marketing como a las ventas, es comercialización. Pero, otra vez, es entrar en un plano demasiado técnico y no vale la pena, o al menos no en este artículo.

Como dijimos, vender es generar transacciones, pero el marketing es todo lo previo y posterior a la venta. Marketing es jugar con la percepción de la gente para que nos conozcan, recuerden, recomienden. Es mucho más que solo vender.

Algunas ideas como para volverlo aún más real:

  • Si no saben que existís, no te van a comprar.
  • La gente compra cuando quiere y no necesariamente cuando nosotros le ofrecemos el producto.
  • La experiencia de comprar se extiende a más allá de la venta en sí misma.
  • La experiencia de consumo puede afectar nuestra reputación.

En todas estas situaciones, hablamos de competencias del marketing, más que de las ventas en sí misma. Un modelo clásico que nos permite entender esto de una forma más clara es AIDA, que trata de explicar el comportamiento de atracción de una persona desde el desconocimiento de nuestra marca, hacia la generación de una venta. El modelo es simple:

  1. Atracción. Si nos conocen, no nos compran. Lo primero es que nos conozcan.
  2. Interés. La persona, antes de comprar, va a ver si realmente le es útil lo que le ofrecemos. Hay que preocuparse por serlo y que la gente lo perciba.
  3. Deseo. Es cuando nos empezamos a acercar. Se da cuando ya la persona quiere consumir algo de nuestra marca.
  4. Acción. Es el último paso del proceso. Y hay de dos clases:
    • Comercial. Que es la venta en sí misma. Sí, acá apareció la venta.
    • Social. Se da cuando la persona habla de la marca, la recomienda, pero también puede destruirla. Por eso es importante cuidar la experiencia.

Así que, marketing no es vender. La venta es una consecuencia de las acciones previas. Es el resultado de un proceso y un conjunto de decisiones, nuestras como marca, pero también del cliente como interesado (o no).

Así que la próxima vez que te pregunten ya sabés: marketing no es vender.

Marketing no es vender

¿Tenés una marca y querés mejorar ese marketing para que tu marca sea más conocida y generar más ventas? Visitanos y escribinos en www.diacritica.com.ar.

One thought on “Marketing no es vender

  1. No pudieron haberlo dicho mejor. Pero es que ahorita que esta de moda el marketing sobre todo el digital, pues, le rodea muchos mitos al mismo. No se trata de vender si no de utilizar técnicas y estrategias que te permitan entender el comportamiento de las personas con respecto a algo. Es por eso que existen tantas ramas como el neuromarketing, marketing de contenidos, el WOM marketing, etc, cada una con una estrategia útil para poder aplicar a equis modelo de negocio.

Dejá un comentario